¿Te interesa hacer más eficiente el intercambio de datos de tu empresa?

Contar con un sistema estándar y eficaz para el intercambio de documentos entre diferentes compañías, puede significar una mejor gestión de recursos para automatizar y eficientizar los procesos de una empresa. Y para ello, hablaremos de EDI, un formato electrónico estándar que logra sustituir los documentos en papel, por ejemplo, los pedidos o facturas.

Pero, ¿qué es EDI? Electronic Data Interchange, por sus siglas en inglés, permite la comunicación de documentos comerciales entre empresas en un formato estándar. La ventaja principal de usar un formato como este, es la optimización del tiempo al eliminar errores costosos en papel causados por un procesamiento manual. Lo que significa, que hoy día las empresas que son socios comerciales e intercambian bienes y servicios entre sí, de forma regular, utilizan EDI para compartir diferentes documentos relacionados con pedidos de compra, cotizaciones, entre otros. en un 

Funcionamiento del EDI

Para el correcto uso de una EDI es necesario contar con procesos de gestión idóneos para garantizar la calidad de los datos que se manejan. Cada una de las transacciones ejecutadas por EDI son definidas mediante estándares de mensajes del mismo, estos estándares son la base de las conversiones. Por lo que, si algún dato no se encuentra disponible o en un lugar inadecuado, el documento no puede ser procesado correctamente.

Existen dos tipos básicos de transmisión de EDI:

  • La primera, son conexiones directas, es decir, dos computadoras o sistemas se conectan a través de internet, sin ningún tipo de intermediario y siguiendo protocolos de seguridad.
  • Red de valor añadido (VAN): una red de terceros es el principal gestor de transmisión de datos.
Transferencia de datos con conexiones directas
Transferencia de datos con conexiones directas

El flujo de documentos o flujo de mensajes EDI describe el movimiento de mensajes EDI a varias direcciones y departamentos de entrada y salida para ejecutar un proceso de negocio o transacción.

Los beneficios de realizar transacciones de EDI son más notorios en los procesos de B2B, es decir las transacciones comerciales entre pequeñas y grandes empresas. Para las cuales ofrece cinco principales ventajas a través de la automatización e integración:

  • Ahorro de tiempo y dinero: la tecnología de EDI ofrece realizar las tareas manuales en un formato digital.
  • Eficiencia y productividad: se comparten y procesan más documentos empresariales en menos tiempo y con mayor precisión
  • Reducción de errores: su estandarización estricta asegura que la información y datos tengan los formatos adecuados antes de ser ingresados para su ejecución.
  • Rastreabilidad y mejora de informes: los documentos electrónicos se pueden integrar a diversos sistemas de TI que les permite dar soporte a la recopilación de datos.
  • Experiencia al cliente: transacciones eficientes, entrega rápida y confiable de productos y servicios.

¿Te interesa saber más acerca de la herramienta EDI y cómo puedes utilizarlo para gestionar los datos de tu empresa? Contáctanos y deja que uno de nuestros asesores te oriente para conocer sus ventajas. Comienza a cambiar la forma de procesar tus datos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.